Buscador:
      Localidad:       Qué busca:
      Búsqueda:  
    Almansa:

 

FIESTAS Y TRADICIONES
El calendario festivo de la ciudad de Almansa es amplio y se distribuye en varias fechas claves a lo largo del año: las Fiestas Patronales, la Feria, Carnaval, las populares fiestas de los barrios, y, ocupando un lugar destacado, la Romería. Las Fiestas Patronales de Almansa en honor a la Virgen de Belén se celebran todos los años del 1 al 6 de mayo. A partir de actos religiosos, como la Procesión, la Ofrenda de flores o la antiquísima rifa de Corderos, se ha llegado a una fiesta colorista, alegre y participativa con actividades en los barrios, desfiles y embajadas de moros y cristianos.
En estos días el pueblo de Almansa se lanza a la calle, a vivir plenamente unas fiestas que han sido preparadas durante todo el año, por una veintena de agrupaciones festeras que aglutinan a más de 3.000 personas y que en esta semana crearán un ambiente festivo con sus desfiles, sus calles engalanadas y sus embajadas en las que se rememora, a los pies del Castillo, la reconquista cristiana de la ciudad con un fuerte olor a pólvora y resonar de arcabucería.
El gran ambiente que se vive durante toda la semana, lleva a convertir las sedes festeras de las calles y comparsas en lugares de intensa convivencia donde se come, se baila, se vive y goza plenamente la fiesta, y no solamente entre los miembros del propio grupo festero, sino también con todos los visitantes que se acercan a las sedes y que son agasajados en estos lugares convertidos en la casa de todos.
Unos meses más tarde llega la Feria de Almansa, que desde muy antiguo se viene celebrando del 28 de Agosto al 4 de Septiembre, ha ido transformándose con el devenir del tiempo, de una muestra agrícola y ganadera en unos días de fiesta en los que el ocio y la cultura se unen a las atracciones de feria y a los puestos de juguetes y regalos, únicos vestigios de su origen comercial. Las grandes figuras del teatro, la música y el espectáculo se unen a las actuaciones de los grupos locales en un ambiente de gran participación popular al regreso de las vacaciones veraniegas y antes del comienzo del frío otoño. A esta fiesta se ha unido en los últimos años una nueva atracción: La Feria Medieval que se sitúa en la Plaza de Santa María, con interesantes actividades como Torneos Medievales.
El Carnaval es una fiesta recuperada en la última década. Los bailes y los grupos de máscaras que al son de los más variopintos instrumentos lanzaban sus mordaces críticas nunca llegaron a desaparecer con las prohibiciones de la dictadura, limitándose a celebrar estas fiestas en la periferia de la ciudad y en lugares cerrados.Hoy estos grupos vuelven a aparecer con la participación numerosa de niños y jóvenes en los pasacalles y actos espontáneos que llenan de humos, bromas y alegría las calles y plazas de la ciudad con estos desfiles infantiles.
Entre las Fiestas de Mayo y la Feria se celebran las fiestas de los barrios, que se caracterizan por una fuerte participación popular y en las que, además de las tradicionales verbenas, se realizan actividades culturales como teatro, cine, danza, conciertos, juegos infantiles y campeonatos de juegos y deportes populares, especialmente las tradicionales bochas. La Romería es, sin duda, el hecho sociológico más importante de Almansa. Entre 15.000 y 18.000 personas aprovechan para disfrutar de una día al aire libre, en el que, además de los tradicionales arroz, carne, y caracoles, también se degustan gazpachos, paellas u otras viandas preparadas en casa para recuperar fuerzas a la sombra de la arboleda.
Cada año se celebran dos Romerías, la primera, en la que se traslada la imagen de la Virgen de Belén desde Almansa al Santuario, tiene lugar el domingo siguiente al día 6 de mayo; y en sentido inverso, la de regreso, que se realiza el tercer domingo de septiembre. El recorrido, de unos 12 kilómetros, se hace a pie llevando la imagen de la Virgen a hombros por los miembros de la Sociedad de Pastores, en turnos estrictamente elegidos y que compiten entre sí por ver quien hace los tramos que les corresponden lo más rápida y acompasadamente posible. La Romería va acompañada por una figura tradicional, El Vitorero, que ataviado con capa, gorro y lanza, va dando vivas a la Virgen. El origen de este particular personaje, se remonta a la Batalla de Almansa, se cuentan dos versiones, pero sea la del mozo molinero que dio muerte a un soldado, o la del lugareño que despojó a un cadáver de sus vestiduras, lo cierto es que se dirigió luego a la ciudad dando vítores y haciendo votos de que tanto él como sus descendientes acompañarían a la Virgen de Belén por lo acaecido en ese día. La tradición continúa reproduciéndose hasta hoy, y El Vitorero sigue vistiendo aquellos antiguos ropajes y transfiriendo su papel a generaciones posteriores.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Aviso legal - Política de privacidad - Mapa web - Contactar - Hispaweka SL © 2003